Pulpudimos  

Posted by aliere in ,

Después de tanto tiempo de ausencia no regreso para daros la brasa con mis oposiciones, no. Ya habrá tiempo para eso. Hay algo que estos días está en boca de todo el mundo: el júrgol.

Los que me conocen saben que nunca he sido sospechosa de gustarme un deporte en el que 11 tíos corren detrás de un balón cuando es evidente que podrían comprarse uno para cada uno. Sobre todo porque como amante de los deportes minoritarios, estoy cansada de que cuando uno de mis favoritos gana algo importante, incluso si es español, tenga una cobertura mínima en el telediario y siempre después de contarme hasta cuando Cristiano Ronaldo se saca un moco de la nariz.

Pero una cosa es evidente: lo de ganar un mundial hace a la gente mucho más feliz. Hasta los pucelanos parecían más amables estos días (no quiero ofender a nadie, pero la gente por aquí tiene tela).

Otra cosa ha llamado también mi atención: las supersticiones previas y las celebraciones posteriores. Creo que si un extraterrestre se dedicase a observar nuestro comportamiento en los bares o en nuestras casas diría aquello de "estos humanos deben estar locos".

Algunos, como mi hermano pequeño, veían el partido abrazados al balón de la Eurocopa.

El capitán no podía ver ningún partido hasta la final, porque eso había hecho en la Eurocopa que ganamos. Así que ponía la tele y se iba a escucharlo a otra habitación.

Ladynurse lo celebró saltando en la planta junto a otra enfermera y los urólogos de guardia. Todos con su bandera de España hecha con cinta aislante de colores pegada a la bata. Ni un timbre mientras duró el partido, oiga, nadie se puso malito ni quería calmantes.

La Suiza lloró con Casillas, sus lágrimas y su beso de pinícula.

Roma lo vio en el Instituto Cervantes de la ciudad eterna y lo celebró en la plaza de España hasta que vinieron los policías a repartir leña a los que se bañaban en la fuente.

Ladyglasgow of Whisky vio la semifinal en el estadio de Colonia, rodeada de alemanes, así que no pudo celebrarlo mucho. Al menos esta vez no tuvo pelea conyugal con su novio alemán, que reconoció que habíamos jugado mejor.

Otros tenían que verlo en el bar de debajo de casa, sentados en un taburete, con la corbata de la suerte...

El costillo y la moi decidimos crear una nueva tradición y verlo bien acompañados por un ilustre visitante, al que también nos llevamos después a tomar unas cañas:







Y vosotros, ¿qué estábais haciendo cuando la Roja ganó el Mundial?

This entry was posted on martes, 13 de julio de 2010 at 17:22 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

10 comentarios

Yo le seguía la corriente a un no-novio en un bar euskaldún del Baztán navarro, donde hasta los gatos hablan euskera y hay gente mayor que nunca ha aprendido castellano. Eso sí, todo el pueblo con La Roja. Perpleja, claro.

Una vez más, no conseguí comprender en qué consiste el fuera de juego...

Saludos, wapi

15 de julio de 2010, 0:18

Pues cuando la roja ganó el mundial yo estaba preparando la ruta del día siguiente, con la TV puesta delante de mi, jejejeje, para luego no salir de Lunes porque tenía las patas quemadas del rutón del domingo, en fin, la vida es así. Respecto al fútbol de todos es conocido mi animadversión a los deportes profesionales y esponsorizados. Es curioso como que 11 tíos que corren detrás de un balón, como tú bien dices, hagan que un país se olvide de tensiones políticas, crisis económicas, dos puntos más de iva, bajadas de sueldos y corrupción,.... curioso curioso. Pan y circo amigos, Pan y circo.
Si he de decir que vi el partido completo y que incluso me alegré por Iniesta y por la selección, que aunque ahora cobren 600000 € por cabeza no dejan de ser personas y han demostrado que han sido los mejores de todo el circo que organizó la FIFA este año en Sudáfrica, así que mi enhorabuena a los campeones.

Saludos para tod@s

15 de julio de 2010, 0:21

mmmm... yo disfruté como un enano, y aún no me creo que hayamos ganado el mundial. Es de esas cosas que cuando eres pequeño piensas que está reservado para otros, como Brasil, Argentina, Alemania... y que nosotros somos una comparsa, que nunca pasaremos de cuartos de final, que siempre habrá un árbitro que nos anule un gol legal.

Como había que madrugar al día siguiente (corrijo: YO tenía que madrugar, el boss vino a la hora que aquiso), me tomé una caña a nuestra salud.

Por cierto, que es muy curioso que lo que no es capaz de unir un atentado o un hecho similar de ataque o intimidación a una nación, sí es capaz de hacerlo el deporte (en general). ¿Cuánto tardaremos en mirar mal a alguien que haya dejado su banderita de España en el balcón de su casa o en el asiento de su coche?

15 de julio de 2010, 10:26

Pues yo estaba bebiendo cerveza y comiendo todo lo que pillara. Qué angustia de partido! Pero valió la pena.

Un besote

15 de julio de 2010, 14:14

Pues servidora en casa, acompañada del Potentado, de unas cervecitas, de unas patatitas al horno y unos embutidos castellanos, echaditos en el sofá y en la tele grande, como los ricachones que somos!!

Hubo gritos, insultos (al árbitro, a De Jong, a Van Bommel,a Heitinga...), aplausos, , saltos, besos y hasta voladores que tiró el vecino del primero...y lo confieso, alguna lagrimita cuando el portero besó a la (re)portera.

Al día siguiente, a la oficina con mi camiseta roja de ESPAÑA ROCKS!! 2010 made in Primark, que una también tiene arranques proletarios ;-)

Y estoy de acuerdo con Auriga, hoy somos todos españoles, españoles, españoles...y dentro de 3 meses ¿qué?

16 de julio de 2010, 19:34

Yo estaba durmiendo la siesta y me despertó el ruido de los cohetones. Supuse que había ganado España y así fue. Me temo que no
soy muy patriota que digamos.

16 de julio de 2010, 23:04

Yo lo estaba viendo con mi compañera de piso y su novio, descojonada de la risa de lo que estaba sufriendo él, pero al final hasta salí a gritar al balcón y a golpear un cazo. Fue muy divertido. XD

18 de julio de 2010, 1:36

Ains, qué mimada me tenéis, con el tiempo que he pasado yo sin escribir ya me creía que no me iba a contestar nadie. Gracias a todos de antemano.

Zoe lo primero bienvenida. No me extraña que te quedaras perpleja, yo también aluciné estos días, aunque me pregunto lo mismo que Auriga y Mercenaria: ¿cuánto tardaremos en volver a ver la bandera de España y el himno como fachas? Así semos, ains.

Deirdre tú eres de las mías: de las no futboleras pero luego con la emoción general se nos contagia, jajaja.

Gracias de nuevo por los comentarios, sois unos soletes :)

21 de julio de 2010, 1:06

Ops se me olvidaba: ¿ni una mención a nuestro peluche? Pobre pulpo Paul, tsk tsk.

21 de julio de 2010, 1:07

Yo lo estaba como en el anuncio: viendolo con mi hermano y mi padre! (mi padre no se enteraba de nada... aunque dijo que ganábamos y ganamos!)
Lo de la bandera... ni la tenía antes, ni durante ni después, nunca fui muy dado a la exaltación patriótica de ningún tipo y las banderas las considero que no son más que trapos... formas que en la batalla te podía ayudar a saber por dónde andaban los tuyos, pero hoy en día, en este mundo globalizado....

21 de julio de 2010, 18:40

Publicar un comentario